El miedo a una guerra nuclear, una fuga biológica o química, o una guerra que llegue a España ha disparado la creación de búnkeres en España. Según cuenta 20minutos, hay compañías especializadas y dedicadas exclusivamente a estos espacios que en Estados Unidos son muy populares desde la Guerra Fría.

Crecimiento continuo de demanda de bunkers de refugio en España
En España hay varias empresas que ofrecen diferente servicios en esta línea. Desde empezar de cero hasta readaptar ubicaciones, y es que la clave para esto está en el terreno, y en el material que se utilice para proteger, que tenga luz, el aire para poder respirar, los servicios mínimos de aguas…

La empresa BUNKERDEOBRA, de Alcalá de Henares, lleva años haciendo reformas integrales, casas, y obras en comunidades y desde la pandemia ofrecen también la fabricación, instalación y soterrado de bunkers de refugio. Desde que comenzó la guerra en Ucrania, ya son siete las peticiones.

Contenedores como búnkeres
Un búnker estándar de 15 metros, con luz y saneamientos tiene un precio de salida de 40.000 euros en la actualidad, más si el cliente quiere más servicios, metros… Hay opciones más baratas, desde 18.000 euros, refugios fabricados a partir de contenedores de mercancías que ya no están en uso, una tendencia que las casas modulares o prefabricadas llevan años haciendo y que cada vez tiene más adeptos.

Hasta hace unas semanas se empleaban para abaratar costes en las viviendas, y darles un aire diferente, y desde el 24 de febrero que Rusia invadió Ucrania, se han convertido en una posible alternativa para poder refugiarse.

Cómo funcionan los refugios nucleares
“Los refugios NBQ se proyectan, como en todo el mundo, para un tiempo de estancia de dos semanas. Es más que suficiente ya que los días peligrosos realmente son los dos o tres primeros, después de la explosión. Sin embargo es posible entrar y salir del refugio desde las primeras horas, con la protección adecuada, con plena seguridad. Muchas personas creen erróneamente que los ocupantes del refugio deben permanecer encerrados durante semanas o meses, después de haber salvado la vida ellos y sus familiares, cosa totalmente falsa”.