La guerra entre Ucrania y Rusia sigue sin visos de paz a corto plazo y cada vez más gente teme que el conflicto se expanda. En España ese miedo ya se percibe y las empresas de construcción han visto como ha crecido el número de personas que quieren construirse un búnker.

El búnker es un tipo de construcción pensada para protegerse en tiempos de guerra. Se suelen emplear materiales muy resistenes como el acero y el hormigón para que resistan mejor a los bombardeos. Además, bien construidos, podrían servir como refugio anti radiación, por lo que muchos han comenzado a pensar seriamente en disponer de uno ante el conflicto ruso.

Según recoge el diario '20 Minutos', las empresas de construcción en España están sufriendo un aluvión de peticiones de construcción de búnkers o de información al respecto. 

¿Cuánto cuesta un búnker?
El precio estándar para este tipo de construcciones ronda los 40000 euros - 70000 euros, aunque puede aumentar en función de las necesidades que quiera cada cliente. Pero existen soluciones más asequibles como adecuar un contenedor de mercancía y convertirlo en una vivienda tipo búnker. 

Transformar contenedores de mercancías en viviendas ya existía, pero con el miedo a la extensión de la guerra, han proliferado las empresas que las convierten en verdaderos búnkeres o propietarios que han optado por transformarlas ellos mismos.

También puedes alquilar tu propio búnker
En el mercado siempre hay cabida para todo cuando hay demanda, por eso también ha crecido la oferta de alquiler de búnkeres. 

Y si lo que necesitas es un terreno para construir, también es posible, pues ya proliferan anuncios de terrenos en ventas enfocados expresamente para la construcción de un búnker. Los anunciantes se centran en resaltar que se encuentran alejados de las grandes urbes ideales para construirse uno.

BUNKER DE OBRA, es una empresa que lleva más de 20 años trabajando en el sector de la construcción. Desde principios de este año, el gerente de esta empresa no ha dejado de recibir peticiones de clientes finales, que quieren tener su propio búnker de refugio ante la posible escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania