Tener una piscina en casa es un lujo que ofrece relajación, diversión y momentos inolvidables. Sin embargo, para mantenerla en condiciones óptimas y disfrutar de un oasis impecable, el mantenimiento adecuado es esencial. En esta guía completa, te presentaremos los pasos y recomendaciones para un óptimo mantenimiento de una piscina de obra y garantizar que cada chapuzón sea perfecto.

1. La importancia del mantenimiento regular:

El mantenimiento de una piscina obra no solo es una cuestión estética, sino también de salud e higiene. El agua estancada puede convertirse en un caldo de cultivo para bacterias y otros microorganismos nocivos, poniendo en riesgo la salud de los bañistas.

2. El proceso de mantenimiento:

El mantenimiento de una piscina de obra implica diferentes tareas que deben realizarse de forma periódica:

2.1. Limpieza física:

  • Eliminación de suciedad: Es fundamental retirar hojas, ramas, insectos y otros residuos que se acumulen en la superficie del agua y en el fondo de la piscina. Para ello, se pueden utilizar skimmers, cepillos, aspiradoras de piscina y redes.
  • Limpieza de las paredes: Las paredes de la piscina deben limpiarse periódicamente para eliminar la suciedad, las algas y la cal. Se puede realizar de forma manual con cepillos o esponjas, o utilizando robots limpia piscinas.
  • Aspiración del fondo: El fondo de la piscina debe aspirarse regularmente para eliminar la suciedad acumulada, como arena, lodo y restos de materia orgánica.

2.2. Equilibrio químico del agua:

El agua de la piscina debe tener un equilibrio químico adecuado para garantizar su salubridad y prevenir la corrosión de los equipos. Los parámetros químicos que se deben controlar y ajustar son:

  • pH: El pH es el nivel de acidez o alcalinidad del agua. El rango ideal de pH para piscinas se encuentra entre 7,2 y 7,8.
  • Cloro: El cloro es un desinfectante que elimina bacterias, virus y otros microorganismos del agua. La cantidad de cloro necesaria dependerá del volumen de la piscina y del uso que se le dé.
  • Alcalinidad: La alcalinidad es la capacidad del agua para neutralizar ácidos. El rango ideal de alcalinidad para piscinas se encuentra entre 80 y 120 ppm (partes por millón).
  • Estabilizador de cloro: El estabilizador de cloro ayuda a que el cloro sea más efectivo y dure más tiempo en el agua.

2.3. Mantenimiento de los equipos:

La piscina de obra cuenta con diversos equipos que requieren mantenimiento regular, como:

  • Filtro: El filtro se encarga de eliminar la suciedad del agua. Es importante limpiar el filtro periódicamente y reemplazar el cartucho o la arena según las indicaciones del fabricante.
  • Bomba: La bomba impulsa el agua hacia el filtro. Es importante revisar el funcionamiento de la bomba y lubricarla si es necesario.
  • Skimmer: El skimmer recoge la suciedad de la superficie del agua. Es importante limpiar el skimmer periódicamente y vaciar la canasta.
  • Toberas de retorno: Las toberas de retorno distribuyen el agua limpia por la piscina. Es importante limpiar las toberas periódicamente para eliminar la suciedad acumulada.

3. Mantenimiento adicional:

  • Iluminación: Revisa el funcionamiento de las luces de la piscina y reemplaza las bombillas que estén fundidas.
  • Cobertores: El uso de un cobertor para piscina ayuda a mantener el agua limpia y a prevenir la proliferación de algas.
  • Deshumedecedor: En ambientes húmedos, un deshumedecedor puede ayudar a controlar los niveles de humedad en el entorno de la piscina.

4. Recomendaciones generales:

  • Contrata a un profesional cualificado para realizar el mantenimiento inicial de la piscina y para que te asesore sobre el mantenimiento regular.
  • Realiza un análisis del agua de la piscina al menos una vez al mes para controlar los niveles de pH, cloro y alcalinidad.
  • Ajusta los niveles químicos del agua según sea necesario.
  • Limpia la piscina de forma regular, tanto la superficie como las paredes y el fondo.
  • Revisa y mantiene los equipos de la piscina de forma periódica.
  • Sigue las instrucciones del fabricante de la piscina y de los productos químicos que utilices.

5. Beneficios de un mantenimiento adecuado:

  • Agua limpia, saludable y segura para nadar.
  • Prevención de la proliferación de algas y bacterias.
  • Menor riesgo de corrosiones en los equipos de la piscina

 

En Obras Don Simon trabajamos con todo tipo de construcción de piscinas. Además de reformas, reparaciones y sobre todo piscinas de obra. Estamos especializados en el mundo de la piscina, desde su construcción, mantenimiento y reparaciones

Estamos a tu disposición

Ver más publicaciones de guiaconsumo